Endavant! 1945 | Hemeroteca
Actualitzat 8:00 - 24 Mar 2019

El foro de la ONU propone usar alternativas para combatir la polución de plástico

Minuto de silencio por las víctimas del accidente de Ethiopian Airlines ocurrido ayer en Etiopía, al inicio de la IV Asamblea de Medio Ambiente de la ONU (UNEA-4) que se celebra en Nairobi. EFE 	   Minuto de silencio por las víctimas del accidente de Ethiopian Airlines ocurrido ayer en Etiopía, al inicio de la IV Asamblea de Medio Ambiente de la ONU (UNEA-4) que se celebra en Nairobi. EFE

Líderes políticos, representantes de la sociedad civil y del sector privado señalaron hoy al plástico como uno de los inventos revolucionarios del siglo pasado, pero abogaron por cambiar las formas de cómo se produce, se usa y se gestionan sus residuos.

"Este proceso no concluye en una sola noche, requiere muchas negociaciones y la implicación de diferentes grupos, pero el potencial está ahí", declaró este lunes la directora ejecutiva en funciones de ONU Medioambiente, Joyce Msuya.

Msuya hizo estas declaraciones en un acto de la IV Asamblea de Medio Ambiente de la ONU (UNEA-4), que se celebra hasta el viernes en el complejo de la ONU en Nairobi y que congrega a representantes de 193 países, incluidos jefes de Estado y ministros.

Bajo el lema "Fortalecer el esfuerzo global para luchar contra la polución de plásticos", ese evento congregó a decenas de asistentes para analizar las formas de luchar contra esta lacra que, según denunciaron, también afecta la salud de las personas.

"Si como un pescado que contiene microplásticos, esto afectará a mi salud y por lo tanto también tendrá un impacto en la economía del país", comentó Msuya.

Su presencia en la arena de las playas, en los organismos de los animales, en la sal marina y hasta en el agua ha hecho saltar las alarmas y ha obligado a poner en marcha medidas para reducir el consumo de los plásticos de un solo uso, responsables en buena parte del problema

Según datos de ONU Medioambiente, una media de ocho toneladas de plástico terminan en los océanos cada año, residuos que generan "un daño para la biodiversidad de la costa y para especies en peligro".

Cerca de un 80 % de las aguas residuales son descartadas sin tratamiento, lo que, según este organismo, pone en peligro las reservas de pescado y los ecosistemas marinos y afecta también a millones de personas que dependen de la economía azul para su alimentación y desarrollo.

Kenia, sede de la Asamblea y cuartel general de ONU Medioambiente, se ha convertido en los últimos años en un ejemplo en la reducción de plásticos, con la prohibición en 2017 del uso, fabricación e importación de bolsas de plástico a nivel comercial y doméstico.

Esta nación del este de África también fue testigo el pasado noviembre de la primera conferencia mundial sobre economía azul (Blue Economy 2018), que congregó a más de 17.000 expertos de todo el mundo y que colocó igualmente el foco en la reducción de los desechos plásticos en los océanos.

En Latinoamérica, México fue puesto como un ejemplo en la lucha contra la contaminación de plásticos, uno de los mayores consumidores de botellas del mundo, pero donde se han desarrollado campañas para educar a los ciudadanos en nuevos hábitos de consumo.

"Sólo conseguiremos combatir la polución de plásticos a través de iniciativas que incluyan a toda la sociedad. Debemos hacer el problema tangible y así veremos un cambio en el comportamiento de los consumidores", dijo la directora general para Temas Globales del Gobierno de México, Camila Zepeda Lizama.

Esta experta indicó que la lucha contra el plástico supone "una oportunidad y no una carga" y que el Gobierno de México está dispuesto a formar parte de la acción internacional en este tema.

Sin embargo, para Msuya, las políticas gubernamentales deben ser apoyadas por el sector privado, que debe promover sus propias iniciativas. En este sentido destaca la empresa española Orbys, también presente en UNEA-4 y que propone la creación de una planta móvil de reciclaje de plásticos, que no necesitaría electricidad y produciría derivados del petróleo con posibilidades para su comercialización industrial.

"Hay un grave problema que amenaza a la vida del planeta y la solución actual es enterrar estos residuos. Nosotros proponemos crear una planta móvil de reciclaje, llevarla al punto de contaminación y hacer que esta sea sostenible", explicó a Efe el director general de Orbys, Ángel Sánchez Escobar.

La Asamblea de la ONU para el Medioambiente es el máximo órgano de toma de decisiones sobre temas medioambientales en todo el mundo, y se reúne cada dos años para establecer las prioridades para políticas globales y desarrollar el derecho ambiental internacional.

UNEA se creó en 2012 durante la celebración de la Conferencia sobre Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas en Río de Janeiro, más conocida como Río+20.

Banner 468 x 60 px