Endavant! 1945 | Hemeroteca

Francia buscará una coalición de países europeos que graven el queroseno

Imagen del motor de un avión Airbus A380. EFE/AIRBUS/Archivo Imagen del motor de un avión Airbus A380. EFE/AIRBUS/Archivo

Francia va a trabajar para la formación de "una coalición de grandes países europeos" que pongan en marcha "progresivamente" un impuesto sobre el queroseno de los aviones para incitar a las aerolíneas a utilizar aviones más eficientes y limitar las emisiones contaminantes.

El ministro francés de la Transición Ecológica, François de Rugy, reconoció este miércoles en una entrevista a la emisora France Inter que los países de la UE no quieren esa tasa sobre el carburante de los aviones, por eso la idea de una "coalición" de estados que espera que se forme "lo más rápido posible".

Estas declaraciones llegan un día después de que el Gobierno anunciara que a partir de 2020 impondrá una tasa a los billetes de los vuelos que despeguen de los aeropuertos franceses, que irá desde 1,5 euros para los trayectos dentro de Europa en clase turista hasta un máximo de 18 euros para las líneas intercontinentales en clase ejecutiva.

De Rugy avanzó que Francia va a "llevar una batalla a nivel europeo y mundial para la tasación del queroseno", porque lo más importante es que esté sometido a una fiscalidad que incite a las aerolíneas a utilizar aviones que consuman y contaminen menos.

"Vamos a llevar esta batalla a nivel europeo, pero asumimos nuestra parte a nivel francés", añadió, para explicar la nueva ecotasa que se impondrá desde el año próximo y que ya ha recibido duras críticas de las aerolíneas y de sus organizaciones.

Los 180 millones de euros que el Ejecutivo francés espera recaudar cada año se dedicarán a financiar las infraestructuras de transporte. Un 75 % del dinero irá destinado al ferrocarril. El ministro afirmó que la industria aeronáutica ya está preparada para que los aviones vuelen con combustibles de origen vegetal.

La idea de establecer un impuesto europeo al queroseno de los aviones es una idea que ronda las reuniones ministeriales de la UE desde hace meses y entre los pioneros, además de Francia, están Bélgica, Holanda y Luxemburgo. España, por el contrario, es reacio a ese tipo de medidas. EFE ac/ltm

T'ha interessat aquest contingut?

Subscriu-te al butlleti i rebràs la informació al teu correu electrònic
Política de privacitat
Banner 468 x 60 px