Endavant! 1945 | Hemeroteca

El seguro reduce de 45 a 6 días el plazo para resolver un golpe de chapa

El sector asegurador ha reducido el tiempo medio para resolver las gestiones por un golpe de chapa de 45 días a 6, gracias a la puesta en marcha de los convenios de implantación directa, según un informe publicado este jueves por la patronal aseguradora Unespa.

Según dicho informe, en el 54 % de los casos en los que se producen golpes de chapa, el plazo medio en el que se resuelven dichas gestiones se sitúa por debajo de tres días. El informe recuerda que hasta mediados de los años noventa del pasado siglo, cuando dos coches colisionaban, las aseguradoras aclaraban cuáles habían sido las circunstancias del accidente para atribuir la culpa a uno u otro conductor y, por extensión, identificar qué compañía debía asumir el coste de la reparación.

Entre medias, los clientes estaban un mes y medio sin su vehículo. Para mejorar la calidad del servicio y agilizar los trámites, el sector puso en marcha los convenios de indemnización directa (CIDE y ASCIDE) en 1994.

CIDE fue el primero de estos acuerdos y se refiere a los accidentes en los que ambos conductores firman una declaración amistosa, mientras que ASCIDE abarca el resto de situaciones, como cuando no hay un documento firmado o los conductores no se ponen de acuerdo sobre quién es el culpable.

Por su parte, el sistema CICOS es la cámara de compensación de estos convenios de indemnización directa.

La adhesión a CICOS es obligatoria, y se activa en incidentes en los que haya dos vehículos implicados y solo cubre daños materiales. "Después de 25 años desde su puesta en marcha, la existencia de estos convenios es muy relevante, aunque la sociedad no los conoce", ha resaltado en rueda de prensa el director de área de seguros generales de Unespa, Manuel Mascaraque.

Cada año, el seguro desembolsa entre 3.000 y 3.500 millones para reparar los vehículos que se ven involucrados en este tipo de incidentes. Las pequeñas colisiones son, de hecho, un reflejo de la evolución económica de un país, ya que en tiempos de bonanza crecen los desplazamientos por razones de trabajo y ocio, y eso se plasma en un aumento de la siniestralidad.

En tiempos de recesión ocurre lo contrario, según el informe, que detalla que el año con más accidentes de tráfico leves fue 2007, con 2,24 millones de colisiones, una cifra que contrasta con los 1,73 millones de 2013.

En la presentación, Mascaraque también ha relacionado los golpes de chapa con el clima, ya que la mayor parte de estos siniestros se producen cuando hay condiciones climáticas adversas, así como con el tráfico urbano.

Prueba de ello es que Unespa ha elaborado un listado para el citado informe que recoge los días que más accidentes ha habido en los últimos veinte años, y lo encabeza el viernes 9 de enero de 2009, cuando cayó una importante nevada en Madrid que incluso obligó cerrar el aeropuerto de Barajas.

Según el estudio, entre lunes y viernes se registran más incidencias leves, mientras que los sábados la cifra cae con fuerza y los domingos apenas es relevante.

En los últimos 20 años se han producido 38 millones de accidentes de tráfico leves con 76 millones de vehículos reparados, con lo que el sector tramita al día 5.168 expedientes de media.

T'ha interessat aquest contingut?

Subscriu-te al butlleti i rebràs la informació al teu correu electrònic
Política de privacitat
Banner 468 x 60 px