Endavant! 1945 | Hemeroteca

La huelga de poceros madrileños por la jornada de ocho horas en 1899

  • Per Eduardo Montagut
  • Publicat a Història

A finales de octubre de 1899 los obreros poceros de Madrid se pusieron en huelga para exigir el establecimiento de la jornada laboral de ocho horas. Las exigencias concretas de los trabajadores, organizados en su propia Sociedad, consistían en que a partir del 1 de noviembre se impondría dicha jornada para el trabajo regular, y de seis para el trabajo más penoso.

Al parecer, este cambio se había negociado con la patronal, y establecido un documento al respecto. Cuando los trabajadores avisaron que a partir de la fecha consignada se pondría en marcha lo firmado la patronal respondió que las condiciones laborales seguían siendo las mismas. En consecuencia, los obreros decidieron en votación unánime, ponerse en huelga hasta que se cumpliese lo pactado.

La huelga se puso en marcha. En la segunda semana del mes de noviembre algunos patronos se acercaron a la Sociedad de Poceros para intentar resolver el conflicto sobre lo acordado.

A mediados de noviembre tuvo lugar una reunión de los representantes de la Sociedad de obreros poceros con una comisión de maestros poceros, en la que los últimos aceptaron lo que se había acordado, aunque con algunas variaciones: jornada de ocho horas por día en los denominados trabajos regulares y atarjeas (desagües), y de seis horas en la limpieza de pozos de “aguas claras” y pozos negros. Los guardas serían permanentes, no trabajarían de día, y ganarían tres pesetas.

Para El Socialista esta solución era una victoria de los obreros poceros, demostrando firmeza, unión y compañerismo admirables, virtudes que siempre fueron muy consideradas por el obrerismo de signo socialista.

Hemos consultado los números 713, 714 y 715 de El Socialista.

Banner 468 x 60 px