Endavant! 1945 | Hemeroteca

El problema de la jornada laboral de los porteros madrileños a finales de los años veinte

  • Per Eduardo Montagut
  • Publicat a Història

En noviembre de 1929 se planteó un problema en relación con la jornada laboral del colectivo de porteros de Madrid. En este breve trabajo planteamos la cuestión.

Los porteros madrileños acababan de constituir una Sociedad en la Casa del Pueblo de Madrid, y reaccionaron ante los acuerdos tomados por la Comisión de Policía Urbana del Ayuntamiento, que se había tomado el 14 de noviembre de ese año de 1929. Al parecer, se había acordado cerrar los portales a las once de la noche. La Junta Directiva de la Sociedad quería expresar a la opinión pública, unos días después en un comunicado, que los porteros de la capital no estaban en contra de que se adoptaran medidas en favor de los inquilinos, pero también se manifestó la realidad laboral de un colectivo que trabajaba muchas horas, sin olvidar el problema de sus remuneraciones.

Efectivamente, los porteros no disfrutaban de la jornada laboral de ocho horas, establecida oficialmente desde 1919, es decir, diez años antes. Tampoco tenían descanso semanal, ni otros beneficios de la legislación social que alcanzaban a muchos colectivos de trabajadores. Si se establecía el cierre de los portales a las once de la noche en invierno se incrementaba una hora más la jornada.

Los porteros organizados no querían un incremento salarial, que se planteaba como compensación por este aumento de la jornada, recordando que estaba muy extendido un tipo de portería denominada “de mujer”, en la que no se pagaba al portero ningún tipo de retribución al ofrecérsele solamente la vivienda.

Como alternativa, los porteros organizados opinaban que era tan eficaz como tener abiertos los portales que se dejase la luz encendida en los mismos y en las escaleras, y así no era necesaria la presencia física del trabajador. La medida se había tomado para aumentar la seguridad nocturna.

La Sociedad de Porteros de Madrid y sus contornos se fundó en el salón terraza de la Casa del Pueblo el 20 de octubre de 1929, nacida de la Sociedad de Profesiones y Oficios Varios. La reunión fue presidida por Manuel Muiño Arroyo, en representación de la Comisión constituyente. Muiño (1897-1977) fue embaldosador y portero, aunque de joven desempeñó infinidad de oficios. Estamos hablando de un infatigable sindicalista, que estuvo en la Junta Directiva de la Casa del Pueblo madrileña, siendo uno de los fundadores de la Cooperativa de Viviendas Baratas en la Ciudad Jardín. A partir de 1922, siendo ya portero, se dedicó a organizar a este sector laboral. Sería miembro de las Comisiones Ejecutiva de la UGT, y del PSOE, luego en el exilio. También sería elegido diputado por Badajoz. Estuvo en las peripecias y conflictos del socialismo español en los años setenta dentro del PSOE (Histórico), y también en el poco tiempo que pudo vivir al regresar a España, muerto el dictador.

En el acto se eligió a Muiño como presidente de la Sociedad. El resto de miembros de la Junta Directiva serían los siguientes: Francisco Mesa como vicepresidente, Francisco Sánchez como secretario, Martín Sanz, tesorero-contador, y como vocales, Basilio González, Aquilino Menéndez, Francisco Valcárcel, Rafael Ávila y José Monsó.

Hemos consultado los números 6459 y 6483 de El Socialista, y el Diccionario Biográfico del Socialismo Español.

Banner 468 x 60 px