Endavant! 1945 | Hemeroteca

Madrid homenajea a Ontañón, fotógrafo de famosos y de la España que nadie veía

  • Per Celia Sierra
  • Publicat a Cultura
Se acen portes, Barcelona 1954/58. EFE/Foto cedida 	   Se acen portes, Barcelona 1954/58. EFE/Foto cedida

Una exposición rinde homenaje a las múltiples facetas de Francisco Ontañón (1930-2008), fotógrafo que captó con su lente la vida de actores, familias reales y músicos, pero que nunca se olvidó de sus orígenes humildes y retrató a la España de la posguerra que nadie quería mirar.

"Francisco Ontañón. Oficio y creación", hasta el 3 de noviembre en la Sala Canal de Isabel II, recorre a través de 200 fotografías las múltiples etapas de la vida de un fotógrafo que comenzó como amateur y dio el salto a la fotografía, movido por la pasión y la inquietud.

Ontañón, miembro de los críticos grupos Afal y La Palangana, dejo testigo con su trabajo de la "España gris de la posguerra" con una mirada "cruda, pero también tierna", ha apuntado este viernes durante la presentación de la exposición Alberto Martín, comisario de la muestra.

"El también sufrió la posguerra y aunque pudo superarla, no lo olvidó", ha explicado el hermano del fotógrafo, Josep Ontañón, que ha resaltado la labor de su hermano en dejar testigo de las personas que más sufrieron los estragos de la posguerra, con "sus vestidos, sus andares y su miradas".

Junto a estas instantáneas en blanco y negro, hechas en la calle, desde el coche o en pueblos perdidos de Andalucía, Ontañón desarrolló un extenso trabajo como reportero gráfico para medios como la agencia Europa Press y revistas como Actualidad o El País Semanal.

La nómina de celebridades que retrató en amplía y variada: una visita de Marlene Dietrich a Madrid, el compromiso de los entonces príncipes, Juan Carlos y Sofía, la boda de Fabiola y Balduino de Bélgica, la visita de Paul Anka a España, y reportajes de famosos como Marisol, Raphael o Pili y Mili.

Sus imágenes eran siempre reconocibles: "Es muy poco ortodoxo, le gustan las fotos oscuras, borrosas, con encuadros forzados", ha argumentado Martín.

La carrera de Ontañón siguió evolucionando, y combinó la fotografía de prensa con las portadas de disco de autores como Cecilia, Miguel Ríos, Los Pekenikes o Las Grecas, junto a otras estrellas del despertar pop español, a los que sacó del estudio y fotografió en plena naturaleza.

Su faceta profesional no acabo ahí, ocasionalmente se dedicó a la fotografía de la naturaleza junto a Félix Rodríguez de la Fuente y Miguel Delibes, con el que hizo un libro sobre la caza menor, así como un libro sobre las Olimpiadas en Barcelona, una ciudad a la que amaba, o un libro sobre el turismo.

Estos trabajos, tan diferentes entre sí, están todos ellos marcados por una mirada particular "de empatía", hacía el mundo y otras realidades, añadió el comisario.

T'ha interessat aquest contingut?

Subscriu-te al butlleti i rebràs la informació al teu correu electrònic
Política de privacitat
Banner 468 x 60 px