Endavant! 1945 | Hemeroteca
#infoPSC

"Magia por aquí, magia por Benin", ayuda y amor para los más vulnerables

La escritora Rosa Montero, colabora con esta iniciativa. EFE/Archivo 	   La escritora Rosa Montero, colabora con esta iniciativa. EFE/Archivo

El espectáculo "Magia por Benin", un proyecto solidario que busca reunir fondos para escolarizar niños huérfanos y huidos de la guerra que, año tras año, llegan al poblado africano de Cotonu (Benin), vuelve a la carga con nuevas galas, que este año reunirán en Madrid a ocho magos de primer nivel.

Con el lema "Magia por aquí, magia por Benin", el próximo 22 de febrero se celebra la primera de las cinco galas solidarias que se llevarán a cabo los días 22, 23 y 24 de febrero en el salón de actos de la Escuela Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid.

El objetivo de esta convocatoria es superar la cifra de los 1.500 espectadores, gracias a las actuaciones altruistas de los magos Joaquín Matas, G. Alexander, Pipo Villanueva, Álex Navarro, Imanol Ituiño, Daniel Collado, Javi Martín y Adrián Vega, expertos en magia "de cerca", mentalismo, cartomagia y magia cómica, así como en grandes ilusiones y manipulación.

Igualmente, colaboran de manera desinteresada como presentadores de las galas los periodistas Marta Reyero, Mónica Sanz, Miguel Ángel Oliver, Nico Abad e Hilario Pino, y la escritora y periodista Rosa Montero.

Se trata de recaudar fondos suficientes para financiar la escolarización de los niños que van llegando al centro infantil de Mensajeros de la Paz en Cotonou (Benín) y para garantizar el apoyo escolar a los que han sido reintegrados en familias tras pasar por el centro.

Son niños huérfanos, abandonados, rescatados de redes esclavistas o en situaciones de maltrato. Las actuaciones están dirigidas a todos los públicos, con una duración de una hora y media, y un precio de 14 euros, con su correspondiente "fila cero".

Hasta ahora, "Magia por Benin" ha logrado reunir a más de 6.500 espectadores cuya solidaridad ha permitido recaudar 81.000 euros; con estos recursos se ha escolarizado en estos ocho años a unos 400 niños, además de mantener el apoyo escolar a los que iban siendo reintegrados en familias.

La idea partió del interés de un ingeniero madrileño -y mago desde los siete años-, Javier Arroyo, que viajó siendo un adolescente al centro infantil de Mensajeros de la Paz del padre Ángel en Cotonou (Benín) donde comprendió que "tenía que hacer algo".

Lo que comenzó como un juego para entretener a aquellos niños, acabó convirtiéndose en un compromiso explícito que hoy, explica Arroyo a Efe, es prácticamente el "20 o 25% del presupuesto total" que entra en Benin para ayudar a las ONG.

"Nuestra colaboración empezó siendo algo extraordinario que les ayudaba a aliviar la asfixia económica, pero hoy somos absolutamente necesarios", afirma el coordinador del evento.

Y, según explica Arroyo, hoy es "casi más importante" el seguimiento de los niños que logran salir del centro acogidos en alguna familia porque "tampoco tienen recursos para asegurar que los niños sigan estudiando" Por increíble que suene, dice Arroyo, "el año que viene hará diez que empezamos".

Desde entonces, "Magia por Benin" (www.magiaporbenin.com) ha logrado fondos para escolarizar a medio millar de niños, unos cincuenta por año. Y ha sido por amor, además de por arte de magia.

T'ha interessat aquest contingut?

Subscriu-te al butlleti i rebràs la informació al teu correu electrònic
Política de privacitat
Banner 468 x 60 px