Meritxell Batet: La Comisión del Diálogo, un primer paso para la reforma constitucional de nuestro modelo territorial

“Los socialistas tenemos la convicción de que el problema político que existe en Catalunya solo se soluciona desde el diálogo entre todas las fuerzas políticas que conduzca a una reforma de nuestro modelo territorial recogido en la Constitución”

A veces eso que conocemos como opinión pública tilda de hechos históricos a episodios inútiles que no suponen avance alguno para un país y no le da la suficiente importancia a lo que, a medio plazo, se convierte en una palanca de progreso. A menudo tienen que pasar unos años para que lo que se despreció como menor o irrelevante se recuerde como el comienzo de una verdadera transformación. La razón, seguramente, es que en términos generales estos pasos en la buena dirección carecen de la épica del enfrentamiento. El acuerdo y el buen juicio siempre tienen más impacto a la larga que en el momento en que se está produciendo.

Digo todo esto porque tengo la sensación de que, en Catalunya, estamos asistiendo a uno de esosmomentos en los que la opinión pública sigue con fruición lo divisivo, siempre tan efímero, y se fija menos en lo que puede perdurar. Y así nos pasamos el día pegados a la televisión comentando el día histórico del referéndum que no fue, el día histórico de la DUI que se suspendió a los ocho segundos, o el día histórico de la DUI definitiva y la renuncia por parte del entonces president Puigdemont de ejercer su potestad de disolver el Parlament que dio lugar a la inevitable aplicación del artículo 155 de la CE para iniciar la recuperación de la normalidad democrática.

Sin embargo, pasa más desapercibido algo que se puede conver- tir en el embrión de un futuro acuerdo que cambie nuestro país: la creación en el Congreso de los Diputados, el pasado mes de noviembre, de lo que se ha llamado la Comisión para la evaluación y modernización del Estado autonómico, que en el PSC hemos rebautizado como la Comisión del Diálogo, un primer paso para la reforma constitucional de nuestro modelo territorial.

Desde hace algunos años, los socialistas tenemos la convicción de que el problema político que existe en Catalunya solo se soluciona desde el diálogo entre todas las fuerzas políticas que conduzca a una reforma de nuestro modelo territorial recogido en la Constitución. Desde hace mucho tiempo venimos diciendo que la solución política a este conflicto solo puede venir de que los partidos hagamos nuestro trabajo para lograr un acuerdo que dé paso a un nuevo pacto político de convivencia, que luego se pueda someter a la votación de la ciudadanía. La solución al problema no consiste en dilucidar un desempate del 51% contra el 49% en un referéndum, porque eso consolida la división y la fractura de la sociedad catalana.

La Comisión recientemente creada a iniciativa del Grupo Socialista inicia este camino de diálogo en la búsqueda de ese consenso. Es solo un primer paso, somos conscientes. Todavía queda un duro y difícil camino. Todavía queda mucho trabajo por hacer. Debemos convencer a los que todavía no están para que estén. Lo harán, igual que la derecha española está aceptando a regañadientes, después de unos desesperantes años de inmovilismo que necesitamos sentarnos para mejorar lo que tenemos.

Todos, tarde o temprano, acabarán incorporándose a la iniciativa de los socialistas, porque, aunque complicado, es el único camino posible, el único que alguien ha puesto sobre la mesa. Es la única puerta a la esperanza para la re- construcción de la unidad civil del pueblo de Catalunya, la justicia social, el progreso, un modelo federal respetuoso con la diversidad. La única vía para que la polarización divisiva dé paso a la cooperación en la búsqueda de soluciones.

Los socialistas ya sabemos que es mucho más difícil acordar que confrontar, pero también sabe- mos que en política lo difícil es casi siempre lo más necesario. Los conflictos políticos requieren de solu- ciones políticas, fruto del diálogo en el seno de la soberanía. Desde este mes de noviembre, tenemos el foro creado. Démosle contenido. Depende de nosotros, de todas las fuerzas políticas, trabajar para ese acuerdo necesario. Los socialistas estamos a punto.